« | Main | Vejez »

Oct 20, 2004

La Estrella

De las sombras hoy renacen
los enormes filodendros
de brillantes hojas verdes
y troncos enroscados.
Se yerguen nuevamente
en la larga galería,
aguzan su pedúnculo
para escuchar mejor
las historias prodigiosas
que el abuelo me contaba.
Se impacientan esperando
el despertar del Lucero
y de tantos otros astros
que al ir apareciendo
iba haciendo mìos.
Indicando con el dedo
el tata prometía:
¡mira hijita! ese
aquel de la derecha,
llegarás a conocer.
Con apresurada voz
formulaba la pregunta:
¿Dime como yo podrè
epinarme para alcanzarlo?
Aún espero la respuesta
del recordado anciano,
partió tan de prisa, sin aviso
que no pudo confesarme
el secreto itinerario.
Yo me quedé abajo
sin saber como alcanzar,
ese ser desconocido
que iluminaba el cielo
en las noches de verano.
Hoy busco la estrella,
aquella que el abuelo,
de niña me mostraba,
no titila donde lo hacía.
Es posible que al ver
al poeta solitario
lo fuera acompañar.
¿La imaginé tal vez?

Isabel Zegers de Poklepovic

09:30 AM | Permalink

Comments